Cargando...
Te encuentras aquí:  Inicio  ›  Jalisco  ›  Artículo Actual

Ausentes, candidatos sin partido

Escrito por   /   26/04/2018 a las 9:15 pm /   Sé el primero en comentar


(Columna Entre Semana publicada hoy en El Diario NTR Guadalajara)
Mientras que en los tres debates presidenciales veremos –ya lo hicimos en el primero– a dos candidatos independientes discutir con sus pares postulados por varios partidos políticos a través de coaliciones, en Jalisco ésta figura no estará representada en los debates programados, pues no hay ningún aspirante a la gubernatura y, por supuesto, no tienen cabida en las candidaturas plurinominales.
Claro, si bien es importante e interesante escuchar la voz de quienes no son postulados por un partido político, agradecemos su ausencia si su participación fuera réplica de la que tuvieron Margarita Zavala y Jaime Rodríguez El Bronco el domingo pasado.
Pero en el debate de candidatos a la gubernatura y en el de diputados plurinominales la gran ausente será la figura del candidato independiente, pues quienes buscaron serlo para lo primero no reunieron la cantidad de firmas obligadas por la ley, no obstante que hubo varios valientes que se lanzaron al ruedo creyendo que sí lo podían lograr.
Hasta el momento, la figura del candidato sin partido se ha limitado a la participación en debates universitarios del aspirante a la senaduría, Pedro Kumamoto Aguilar, donde a decir de las crónicas periodísticas y de quienes han estado presentes en varios de ellos ha dejado mucho qué desear, pues no termina por tener en claro cuál es la función de un senador ni qué tareas son propias de ese legislador, pues aún sigue ofreciendo que realizará tareas propias de un diputado federal.
Esta confusión que tiene Kumamoto sobre qué puede ofrecer al electorado, pues desde el Senado no se abordan temas o asuntos vendibles o plantear promesas con un cierto tufo populista –como sí lo pueden hacer quienes quieren llegar a San Lázaro– y la ausencia de candidatos a la gubernatura con este perfil prácticamente ha provocado que desaparezca esta figura en el actual proceso electoral.
Incluso, por más que los candidatos sin partido que pertenecen a la organización Wikipolítica han querido cobijarse con la marca Kumamoto no han logrado permear entre la ciudadanía de los distritos donde contienden como candidatos a una diputación federal o local. Y miren que al propio Pedro le cuesta trabajo penetrar en zonas fuera del área metropolitana.
Y esto lo advierte el mismo aspirante al Senado, quien ya se dio cuenta de otras de sus debilidades: la falta de una estructura con la que, en cambio, sí cuentan los candidatos al Senado postulados por los partidos políticos, llámese PAN, PRI y MC, y aún el propio Morena, que también batalla en este renglón.
Hoy escuchamos a Pedro Kumamoto lanzando un SOS a la ciudadanía para que le ayude no sólo a obtener los votos requeridos para llegar a la Cámara alta –como lo hacen los demás aspirantes, por supuesto–, sino a formar parte de su estructura, de su equipo, como sus representantes en las casillas el día de la jornada electoral.
“Les pido que me ayuden a cuidar el voto, pues en este país todavía quien gana en las urnas no se refleja en el conteo”, ha dicho sin ofrecer pruebas de que eso siga sucediendo, pues en las últimas elecciones ningún candidato ya no digamos ha demostrado sino ni siquiera se ha quejado de que le hayan robado la elección, pues hoy existe todo un camino legal por recorrer para hacer valer voto por voto.
Hoy los candidatos independientes o sin partido comprueban que aun cuando tienen los reflectores de los medios de comunicación o se han convertido en figuras mediáticas, como es el caso de Kumamoto, no es fácil que la ciudadanía vuelque su confianza en ellos. Y menos lograrán hacerlo cuando simplemente no tienen un lugar en los debates por la gubernatura o, incluso, por una de las alcaldías metropolitanas que son las que más visten, cuyas campañas inician el domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este artículo también te puede interesar

ONMPRI en Jalisco, ¿negocio familiar?