Cargando...
Te encuentras aquí:  Inicio  ›  Jalisco  ›  Artículo Actual

“Gato encerrado” en el caso del “copy paste” y la carta de Ballesteros

Escrito por   /   07/02/2019 a las 6:00 am /   Sé el primero en comentar

En su cuenta de Twitter, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez festinó las reacciones que generó su iniciativa para integrar un Constituyente que elabore una nueva Constitución Política de Jalisco. Ahí escribió lo siguiente: “Presentamos una iniciativa que despertó dudas y abrió un nuevo debate público; y qué bueno, de eso se trata la #Refundación, de entrarle juntos al diálogo”.

Sin embargo, el verdadero debate público que abrió dicha iniciativa no fue exactamente sobre su objetivo sino por el presunto plagio que se hizo de una tesis del Dr. Gerardo Ballesteros de León, de acuerdo a lo publicado ayer por el periódico El Universal, y a lo que Alfaro Ramírez reaccionó de la siguiente manera en Twitter:

“Esta mañana, El Universal sacó una nota diciendo que la iniciativa que presenté ante el Congreso de Jalisco, para tener un marco legal que permita la posibilidad de llamar a un nuevo constituyente, fue plagio de una tesis. Falso. (…). Nada más para dejarlo muy claro: la tesis de la que se habla es del Dr. Gerardo Ballesteros de León, quien participó activamente en la realización de la misma”.

Luego el Mandatario estatal dio a conocer una carta enviada por Ballesteros de León a David Hernández Bernal, su abogado general, con la que sostiene que el investigador participó en la elaboración de la iniciativa, además de que el autor de la tesis negó ya que se haya hecho plagio de su obra, aunque reconoció que se hizo “copy paste” con su autorización.

Sin embargo, hay algunos detalles de dicha carta que dejan entrever que o fue solicitada de última hora, el investigador la envió por iniciativa propia por alguna extraña razón o fue redactada en Casa Jalisco con su consentimiento. He aquí esos detalles:

  • Para empezar, extrañamente la carta no está firmada por el remitente, pues simplemente aparece su nombre sin que se compruebe que realmente él la redactó y es su autor.
  • El investigador comparte su correo eléctronico y su número telefónico “en caso de que hubiese alguna duda o aclaración que dar”, como si no los tuvieran ya y que era obligado que así fuera si efectivamente colaboró en la elaboración de la iniciativa.
  • Curiosamente, la carta está fechada en “Guadalajara, Jalisco, a 5 de febrero de 2019”, o sea el mismo día en que el gobernador Alfaro entregó su iniciativa al Congreso del Estado, sin especificarse la hora en que fue recibida. ¿Por qué ese mismo día?
  • Presentada así la carta, sin firma del autor, ni en hoja membretada que confirme que es de su autoría, con la misma fecha en que se presentó la iniciativa al Congreso, ¿quién puede asegurar que esa carta no fue redactada en Casa Jalisco y simplemente se le notificó al investigador para que diera su aval al contenido?

De acuerdo a fuentes cercanas a algunos legisladores que participaron en las mesas de trabajo para la elaboración de dicha iniciativa, en ninguna de ellas participó personalmente Ballesteros de León. Nunca se hizo presente.

Las mismas fuentes legislativas aseguran que el lunes 4 al mediodía quedó concluido el documento para su impresión y ser presentado ante el Congreso, y que en esa versión final no se incluía la tesis de Ballesteros de León. Sin embargo, en Casa Jalisco se haría la última revisión a la redacción para su impresión, por lo que se sospecha que fue ese día, el lunes 4, cuando se incluyó el polémico contenido, o se hizo el “copy paste” de la tesis doctoral, sin el conocimiento de quienes participaron en las mesas de trabajo.

Se sospecha, por lo tanto, que alguien en Casa Jalisco consultó a Gerardo Ballesteros y decidió incluir lo que podemos leer en el punto IV, que no es otra cosa que el “copy paste” de la tesis de quien en 2014 fue también contratado como proveedor del gobierno de Aristóteles Sandoval para la elaboración del proyecto de “Iniciativa de la Ley de Gestión y Conservación del Archivo del Estado de Jalisco y sus Municipios”, por el cual se le pagaron 529 mil 700 pesos, de acuerdo al contrato que se puede concluir en internet.

Así, pues, en este presunto plagio, pero indiscutible “copy paste”, todo indica que “hay gato encerrado” y muchas cosas aún por aclarar y explicar. En este caso alguien miente, y debe aclararse porque hoy el verdadero debate generado por la iniciativa alfarista es si hubo plagio o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este artículo también te puede interesar

Alfaro: promesas de saliva