Cargando...
Te encuentras aquí:  Inicio  ›  Jalisco  ›  Artículo Actual

¿Licitación modelo #ATodaMáquina en la Secretaría de Salud?

Escrito por   /   11/06/2019 a las 6:00 am /   Sé el primero en comentar

Podría ser “novatada” del gobierno alfarista como disfrazó el diputado Salvador Caro Cabrera la irregular licitación del programa #ATodaMáquina o verdaderamente existe una clara intención -“mala leche”, le dicen algunos- por manipular las licitaciones para favorecer a alguien en particular, pero se avizora un nuevo escándalo en este renglón en la Secretaría de Salud.

Y es que, al parecer, existe el objetivo de hacer a un lado a las que son consideradas empresas “incómodas” para el alfarismo y abrirle paso a aquellas con las que se tendrían compromisos que pagar o que pertenecen a los amigos o a los compadres, aún y cuando para ello se tengan que simular concursos que, sin embargo, dejan huellas que revelan el cochinero con que fueron realizados.

La semana pasada, concretamente el jueves, el OPD Servicios de Salud Jalisco abrió públicamente las bases para adquirir productos para la red de laboratorios, banco de sangre, material de curación y medicamentos, enmarcado en lo que se denominó “máxima exposición pública de productos y servicios en materia de salud”, y que en esta ocasión oscilará los 300 millones de pesos.

Sin embargo, como si realmente fueran “novatos” o con toda la “mala leche” para provocar el fracaso de la licitación con quién sabe que propósitos, la licitación nacional, que está programada se publique hoy martes, estará manchada de origen y enfrentará un obstáculo que aunque la Secretaría de Salud conoce que existe, está encaprichada en ignorarlo y lanzar el concurso a como dé lugar en lo referente a los servicios de Laboratorio y de Banco de Sangre.

¿Por qué está manchada de origen? Porque previo a la presentación de las bases de esta licitación el secretario de Salud, Fernando Petersen Aranguren, y la directora general del OPD Servicios de Salud Jalisco, María del Consuelo Robles Sierra, extendieron una invitación a los “proveedores en materia de salud” para que “acuda a la sesión en la que se presentarán las bases de los procesos de ‘máxima exposición pública’…”.

¿Por qué si será una Licitación Pública Nacional donde podrán participar proveedores de todo el país, se extendió invitación a la presentación de éstas bases a los proveedores registrados en el padrón de la Secretaría de Salud? ¿Qué sucederá entonces con los interesados ubicados en otras partes del país, que no son actualmente proveedores, pero que están interesados en participar en cualquiera de las cuatro licitaciones que se lanzarán? ¿No es ésta invitación darle ventaja a los actuales proveedores sobre quienes no lo son, pero son potenciales participantes de la licitación? ¿Extender la invitación fue una artimaña intencional para abrir la puerta a posibles amparos ante esta evidente irregularidad? ¿Qué se pretendió con invitar a esta presentación sólo a los proveedores?

Pero por si esto no fuera poco, Petersen Aranguren y Robles Sierra fundamentan su invitación a los proveedores a esta presentación en dos artículos de la Ley de Compras Gubernamentales, Enajenaciones y Contratación de Servicios del Estados de Jalisco y sus Municipios que no sostienen legalmente su actuación: “artículos 24, numeral 1, fracción XIV y 25, numeral 1 fracción IV”.

El primero establece: “1. Los entes públicos deberán de establecer su respectivo Comité de Adquisiciones, que tendrá las siguientes atribuciones: (…). XIV. Invitar a sus sesiones a representantes de otros entes públicos cuando por la naturaleza de los asuntos que deban tratar, se considere pertinente su participación”. Los proveedores no son entes públicos, por lo tanto no se sustenta la invitación ni su asistencia en este artículo.

El segundo señala: “1. Para el cumplimiento de sus atribuciones, funciones y objetivos, el Comité de Adquisiciones (…) u (sic) aquellos de sus Entidades y Paraestatales (…) tendrá la estructura siguiente: (…). IV. En su caso, los invitados y los testigos sociales que sólo tendrán voz”. Los proveedores no entran en el perfil de “invitados” que señala el artículo anterior.

La invitación girada a los proveedores viola el artículo 56 -y su espíritu de equidad- de la ley arriba aludida, que dice: “Los convocantes deberán de establecer los mismos requisitos y condiciones para todos los interesados, otorgando igual acceso a la información relacionada con la licitación a fin de evitar favorecer a algún participante. Toda persona que satisfaga los requisitos de las bases de licitación, tendrá derecho a presentar su propuesta”.

¿Cuál es el obstáculo que enfrenta esta licitación? El procedimiento de inconformidad presentado ante la Contraloría del Estado por parte de la empresa Distribuidora Química y Hospitalaria GAP, SA de CV, de la Licitación Pública Nacional 43068001-008-2019, que sigue su curso, no ha sido desahogado y, mucho menos, concluido, aunque eso se quiso hacer creer cuando el gobernador Enrique Alfaro anunció que ordenaba la cancelación de todas las licitaciones en la Secretaría de Salud.

Pero sucede que el gobernador Alfaro Ramírez no tiene facultades para anular ninguna licitación, sino que son los Comités de Adquisiciones las facultadas para resolver en cualquier sentido, mientras que los afectados pueden ejercer su derecho a inconformarse.

En los corrillos de la Secretaría de Salud, del Palacio de Gobierno y hasta del Congreso del Estado se escucha la versión que cada día sube de intensidad de que el gobierno alfarista parece estar empeñado en dejar fuera de toda licitación a la empresa Distribuidora Química y Hospitalaria GAP -que curiosamente fue la que presentó la mejor oferta económica, con calidad aceptable, en la licitación hoy impugnada-, y favorecer a cualquier costo a empresas como Impromed, Intermed y Hemoser -no se pierda de vista a ésta última-, no obstante que algunas de ellas son señaladas por el gobierno federal de incurrir en actos de monopolio.

Las preguntas que quedan en el aire son: ¿Veremos la versión de #ATodaMáquina en las licitaciones de la Secretaría de Salud? ¿Se empeñará la OPD Servicios de Salud en sacar la licitación sobre los servicios de Laboratorio y Banco de Sangre, no obstante que en la Contraloría aún no concluye un proceso abierto por los recursos de inconformidad presentados contra la licitación anterior por los mismos servicios? ¿Quedará sin sanción el haber invitado a los proveedores a la partura de bases de dicha licitación? ¿Cuál es la empresa favorita del alfarismo para adecuarle la licitación a modo?

Las respuestas… al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este artículo también te puede interesar

OPD Salud: ¿Se atreverán a rescindir contrato a Intermet?