Cargando...
Te encuentras aquí:  Inicio  ›  Jalisco  ›  Artículo Actual

Marrufo quiere "tirar la toalla"; primero el "hueso" que la responsabilidad

Escrito por   /   4 mayo, 2011 a las 10:00 am /   Sé el primero en comentar

 Pese a esa reprobable terquedad de nuestros políticos de negar lo inevitable, el diputado Roberto Marrufo Torres terminó ayer por confesar lo que ya propios y extraños saben: que ya quiere “tirar la toalla” como coordinador de la bancada priista en el Congreso del Estado.
Sin embargo él mismo trató de aminorar el “golpe” de las causas de su deseo, al argumentar que es porque quiere ser candidato del PRI a la presidencia municipal de Tlajomulco.
Pero todos sabemos que la verdadera razón es la inconformidad de no pocos de sus correligionarios legisladores por la forma en que comanda a la fracción. Y las quejas al respecto le “llovieron” no hace muchas semanas al propio dirigente estatal priista, Rafael González Pimienta, quien simplemente se ha dedicado, en este tema y otros, a “dejar hacer, dejar pasar”.
Marrufo y sus propios compañeros diputados sostendrán que la razón es la que él mismo esgrimió ayer al mediodía y de ese “scrip” no se saldrán… públicamente, aunque como están acostumbrados “en corto” seguirán sosteniendo que es porque ya no lo aguantaban como coordinador.
Considerando, pues, el motivo por él expuesto, Marrufo Torres ha decidido seguirle los pasos a su compañero de curul el panista Abraham González Uyeda, quien decidió dejar la bancada blanquiazul para irse a trabajar su candidatura al gobierno del Estado; sin embargo, después se arrepintió por esa decisión, pues no pocos fueron los que le hicieron ver que había sido un error, pues dicho cargo le era más necesario para sus aspiraciones.
Como González Uyeda, Marrufo Torres reclama tiempo para trabajar su candidatura a la alcaldía de Tlajomulco, de donde ya fue regidor. ¿Y la diputación, qué? ¿A qué hora legislará? ¿Podrá andar en la procesión y repicar las campanas? Abraham gonzález ya comprobó que eso no es posible.
Además, al igual que muchos otros aspirantes más de todos los partidos, Roberto Marrufo caerá en el error de utilizar su cargo y recursos públicos como diputado para andar en campaña. ¿O a poco no aprovechará su calidad de legislador para hacer proselitismo en Tlajomulco?
Finalmente preguntamos: ¿Le alcanzará el tiempo, no para ser el candidato, pues finalmente no creo que haya muchos aspirantes, sino para ser el sucesor de Enrique Alfaro?
Al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este artículo también te puede interesar

365 días: un fracaso la seguridad