Cargando...
Te encuentras aquí:  Inicio  ›  Jalisco  ›  Artículo Actual

Sin logros que lo avalen, Dante Haro será defensor de derechos universitarios.

Escrito por   /   11/12/2018 a las 5:14 am /   Sé el primero en comentar

Si usted revisa la vida profesional de Dante Jaime Haro Reyes no va a encontrar un logro destacado en las instituciones que ha laborado, nada que lo acredite como un profesional de resultados.

Dante Haro es abogado egresado de la Facultad de Derecho, de la Universidad de Guadalajara, con Maestría en administración de justicia y seguridad pública también por la UdeG y la Facultad de Derecho de la Universidad de Heidelberg, Alemania, le otorgó el título de Maestro en instituciones de seguridad. La misma Universidad alemana le otorgó el título de Doctor en derecho.

El nombre de Dante Haro se conoció a nivel nacional el 20 de septiembre de 2018, si, apenas hace unas semanas fungía como Fiscal de Derechos Humanos y encargado de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, motivo por el cual explicó en rueda de prensa la noche del 19 de septiembre:

-Que en total eran 444 los cadáveres que estaban en resguardo del IJCF.

-Que no eran 157 sino 273 los cuerpos contenidos en el tráiler convertido en morgue rodante.

-Que, del total de cuerpos, sólo 60 cuentan con el registro del IJCF para personas fallecidas y que el resto estaba en proceso.

-Que el gobernador del estado nunca recibió una petición formal o informal para ampliar las áreas de resguardo de cuerpos en el IJCF.

El 3 de septiembre de 2015, Dante Haro fue nombrado Fiscal de Derechos Humanos, ese día dijo que armaría un protocolo de acción para que no se volviera a Re victimar a una víctima del delito, además de que capacitaría en este rubro a los cuerpos de seguridad. No dio resultado en ninguno de sus dos acciones.

En la situación de los cuerpos en la caja del tráiler, Dante Haro sabia de esta práctica por parte de Instituto de Ciencias Forenses y no hizo nada ni como Fiscal de Derechos Humanos, ni como encargado de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, a pesar de que La ley general de víctimas prohibió esa práctica en 2013. O de los cuerpos en la caja del tráiler, Dante Haro no sabía de esa situación y fue incapaz de darse cuenta de lo que le sucedió durante años a las víctimas de asesinato sin identificar. En cualquiera de los dos casos, Dante Haro no cumplió la función para la cual fue nombrado.

Según la UdeG, Dante Haro es profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), sin embargo, ha ocultado la nómina del investigador Dante Jaime Haro Reyes en su sitio de transparencia, situación normal desde hace unos meses en aquellos funcionarios públicos que además cobran sueldo completo en la UdeG.

Resulta curioso que Dante Haro no pone en su escueto currículum ninguna relación de trabajo con la UdeG, solo pone como experiencia laboral:

-Asesor Jurídico en la Unidad de Atención Ciudadana y Audiencia Pública del Gobierno del Estado de Jalisco (1989-1992).

-Coordinador operativo de los programas radiofónicos denominados “Mi ciudad” y “Entrevistas W Guadalajara”, XEW Guadalajara (1991- 1992.

-Abogado litigante, despacho Jurídico denominado “Asesoría Jurídica Profesional”, (1992-1998)

-Investigador dentro del Instituto Max-Pianck de Derecho Público y Derecho Internacional en Heidelberg Alemania (1999-2003)

El día de ayer Dante Haro fue elegido en sesión extraordinaria, por el Consejo General Universitario (CGU) de la Universidad de Guadalajara primer Defensor de los Derechos Universitarios para el periodo 2019-2025.

Con la creación de la Defensoría de los Derechos Universitarios, la Universidad de Guadalajara busca calmar las denuncias públicas de acoso que a últimas fechas han hecho diferentes alumnas; con el nombramiento de Dante Haro Reyes parece que la UdeG busca cambiar… Para que todo siga igual.

Acerca del Autor

Daniel Emilio Pacheco

Analista político, productor y conductor de radio y televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este artículo también te puede interesar

La tragedia política de San Gabriel