Cargando...
Te encuentras aquí:  Inicio  ›  Zapopan  ›  Artículo Actual

La fantasiosa imaginación de Lemus

Escrito por   /   05/09/2019 a las 5:45 am /   Sé el primero en comentar

¿Cuándo dejará el presidente municipal de Zapopan, Jesús Pablo Lemus Navarro, de mentir y creer que es fácil pretender burlarse de los ciudadanos creyendo que no serán descubiertas sus mentiras?

A todas las que ha venido sumando a partir de que el El Diario NTR Guadalajara publicó la venta de la Villa Panamericana y que Marcatextos ha evidenciado puntualmente en diversas entregas, ayer Lemus Navarro ofreció otra “perla” como la que le valió que la alcaldesa de Tlaquepaque, María Elena Limón García, le endilgara el mote de “soberano mentiroso”.

Entrevistado ayer en el programa radiofónico Cosa Pública que conducen en Radio Universidad los periodistas Rubén Martín y José Luis Estrada, Lemus Navarro no tuvo empacho en mentir nuevamente en público, cuando el primero le preguntó que por qué ahora hacía una defensa enérgica de El Bajío si cuando era dirigente empresarial estaba a favor a que ahí se construyera la Villa Panamericana.

Su respuesta fue una “soberana” mentira. Dijo:

“¡Y me corrieron… Porque no estaba de acuerdo en que se trasladara la Villa del parque Morelos a El Bajío. Ustedes pueden leer las notas de aquel entonces (…). Hay una nota que recuerdo puntualmente de Patricia Romo Sahagún, que era la periodista que cubría la fuente de Coparmex en aquel tiempo trabajando para el periódico Público, en la cuál ella da nota de cómo don Mario Vázquez Raña informa a los medios de comunicación que me dió de baja como presidente del Comité de Seguimiento de Infraestructura de los Juegos Panamericanos (…).

“Yo estaba a favor de los Juegos Panamericanos, pero no de la Villa en El Bajío. Cuando yo expresé que no estaba de acuerdo con ese cambio que se estaba haciendo, en automático me dieron de baja, me sacaron del Comité de Seguimiento y por ahí pueden consultar la nota…”.

Pero las evidencias confirman que Jesús Pablo Lemus sigue mintiendo. Con fecha del 30 de septiembre de 2009, el periódico El Informador publicó la siguiente información:

“Un grupo de empresarios de Jalisco, entre quienes figuraron el titular de Coparmex Jalisco, Pablo Lemus Navarro y Carlos Errejón Alfaro, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), se reunieron ayer con el presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), Mario Vázquez Raña, para externar su disposición de colaborar con el Comité Organizador de los Juegos Panamericanos (Copag) en la construcción de la Villa Panamericana.

“Acordaron sostener un nuevo encuentro antes de dos semanas, a fin de decidir ‘de acuerdo con los estatutos de la Odepa’, subrayó Lemus Navarro, el asiento definitivo de la Villa Panamericana, que cuenta con tres alternativas: la Barranca de Huentitán, junto al predio “El Disparate”, la zona de El Bajío, en la confluencia de la avenida Vallarta y Periférico, y el Cerro del Cuatro”.

Aquí consta que Jesús Pablo Lemus estuvo de acuerdo en que el El Bajío fuera uno de los lugares propuestos para ser sede de la Villa Panamericana, y que de ser ahí colaboraría en su construcción.

El 3 de noviembre de 2009, la revista Proceso publicó la siguiente noticia:

“En el predio El Bajío, ubicado en el cruce de Periférico y Avenida Vallarta, en Zapopan, Jalisco, será el lugar donde se construirá la villa de atletas de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, confirmó hoy el Comité Ejecutivo de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa)…

“El Comité Ejecutivo, teniendo en cuenta las consideraciones contenidas en el informe de la comisión creada por la Odepa para evaluar las distintas alternativas de la ubicación de la Villa Panamericana, decidió que para los Juegos Panamericanos de Guadalajara sea ubicada en el predio situado en El Bajío (…). El comité Ejecutivo expresó total apoyo a la propuesta del presidente de la Odepa en integrar una comisión de seguimiento encargada de fiscalizar la ejecución de la ruta crítica aprobada para la Villa Panamericana.

“Se explicó que esa comisión estará integrada por Pablo Lemus, presidente de la Coparmex-Jalisco, Pablo Lemus; el constructor Álvaro Preciado, y el coordinador de la oficina de la Odepa, Reynaldo González, quienes rendirán un informe quincenal a Vázquez Raña sobre el avance de la constructivo de la Villa Panamericana”.

Como se confirma en la información de Proceso, Lemus Navarro no sólo estuvo de acuerdo en que El Bajío fuera la sede de la Villa Panamericana sino que -como ya lo hemos referido aquí en Marcatextos-, fue integrante de la comisión que fiscalizó su construcción en dicho lugar.

Seis meses después de lo anterior, el diario El Informador, en su edición del 30 de mayo de 2010, publicó la siguiente información:

“El presidente del Centro Empresarial de Jalisco (CEJ-Coparmex), Pablo Lemus Navarro, quien funge como vicepresidente de la comisión de infraestructura para la Villa, informó: ‘Va en tiempo y forma el primer edificio de la Villa, de hecho el primer edificio se entregará justo dentro de un año’.

“Recordó que la Villa, que tendrá una superficie de 180 mil metros construidos, constará de un edfricio central más bajo que los demás, éste será el primero en entregarse, después vienen otros edificios satélite de mkayor altura. Ya se cuenta con todos los permisos y licencias necesarios”.

De acuerdo a lo que Lemus Navarro declaró a Rubén Martín y José Luis Estrada, no coincide con la realidad de la que dieron cuenta en aquellas fechas los medios de comunicación. Aquí la prueba:

  1. El 7 de septiembre de 2009 se descartó la zona del parque Morelos como sede de la Villa Panamericana.
  2. El 30 de septiembre de 2009 un grupo de empresarios, entre ellos Jesús Pablo Lemus, se reunió con Mario Vázquez Raña a quien le presentaron tres alternativas para levantar la Villa Panamericana: la Barranca de Huentitán (El Disparate), El Bajío y el Cerro del Cuatro.
  3. El 3 de noviembre de 2009, la Odepa dio a conocer oficialmente que en la zona de El Bajío se construiría la Villa Panamericana, y para verificar su construcción se integraría un comité del que formó parte Lemus Navarro.

De acuerdo a éstas fechas, del día en que se descartó el parque Morelos y se eligió El Bajío como sede de la Villa transcurrieron casi dos meses y no hay noticia alguna de que Jesús Pablo Lemus se haya opuesto a que en éste último lugar se construyera el complejo. Pero no sólo eso, el día en que se eligió este lugar, en el que estuvo de acuerdo, fue cuando al hoy alcalde se le integró al mencionado comité.

¿Cuándo carambas, entonces, sucedió lo que la fantasiosa imaginación llevó a declarar a Jesús Pablo a los periodistas de Radio Universidad? ¡Nunca, por supuesto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este artículo también te puede interesar

Lemus, ¿el “Judas” del alfarismo?