Cargando...
Te encuentras aquí:  Inicio  ›  Jalisco  ›  Artículo Actual

Seguridad: ¿cuentas alegres?

Escrito por   /   4 noviembre, 2019 a las 6:00 am /   Sé el primero en comentar

Apenas horas después de que el gobernador Enrique Alfaro Ramírez había culpado a los medios de comunicación de generar pánico y miedo entre la población porque no publican los logros que, según él, registra su gobierno en materia de seguridad pública, momentos de verdadero pánico y temor –sin la intervención de los medios de comunicación-, vivieron ciudadanos de la zona de Andares, en Zapopan, luego de una intensa movilización policiaca para la captura de varios delincuentes que momentos antes habían despojado a una mujer de su automóvil sobre la avenida Acueducto.

Las imágenes compartidas en redes sociales donde se observa a varios elementos policiacos a pie, a bordo de motocicletas y de patrullas deambulando por el Paseo Andares generó miedo entre quienes grababan esas escenas, pero el pánico se apoderó de los comensales que se encontraban en esos momentos en varios de los restaurantes del lugar. Las escenas de gente tirada al piso y debajo de las mesas, reflejaron el riesgo en que estuvo su integridad.

Y que conste, repito, aquí no tuvieron nada que ver los medios de comunicación muchos de los cuales, por el contrario, advirtieron a los usuarios de las venditas o malditas redes sociales –según el cristal con que se mira-, de lo que sucedía en esa zona y recomendándoles no transitar en ese momento por ahí.

Pregunto: ¿pueden sentirse seguros los ciudadanos que a bordo de su automóvil circulan por una de las principales avenidas de Zapopan y, de pronto, son agredidos por delincuentes que se mueven con toda libertad y despojados de sus pertenencias, en este caso el auto? Y escenas como la relatada líneas arriba son comunes en cualquier punto de la zona metropolitana y a cualquier hora del día. ¿De veras el gobernador cree que los medios de comunicación son responsables de la inseguridad o de la percepción que de ella tiene la ciudadanía, por supuestamente no publicar o no reconocer lo que supuestamente su gobierno ha logrado en éste renglón? ¿Cómo creer esa expresión del Mandatario cuando en las calles la realidad dicen otra cosa muy diferente al discurso oficial? ¿Cómo decirle a la gente que crea en las palabras de su gobernante cuando en la calle es víctima de la delincuencia?

Alfaro Ramírez dijo: “Por ejemplo, hemos vivido días difíciles en Ojuelos, en Encarnación, en Lagos de Moreno, porque lo que ha sucedido en Guanajuato nos ha generado una presión terrible en esa zona y la coordinación con los alcaldes ha sido muy cercana y estamos dando la cara con la Guardia Nacional, con el Ejército, pero en general vemos corredores que antes estaban sumidos en la violencia en la región de Autlán, en la costa de Jalisco, hoy los vemos con un nivel de paz y de tranquilidad que hace años no se veía, esa es la realidad, esa es la que no quieren decir los medios de comunicación porque ellos prefieren vender periódicos que cuidar la integridad, el futuro, la tranquilidad del estado, eso es lo que no se puede permitir”.

¿En serio los periódicos quieren vender más ejemplares callando e ignorando los “logros” del actual gobierno en materia de seguridad pública? ¿De veras la obligación o la tarea de los periódicos es “cuidar la integridad, el futuro, la tranquilidad del estado? ¿Qué eso no es la tarea y la obligación de las autoridades en turno? ¿Ahora resulta que Enrique Alfaro se lópezobradorizó y culpa de sus yerros a los medios de comunicación?

Hoy por la tarde, en el Centro de la Amistad Internacional, Alfaro Ramírez presentará un informe sobre seguridad pública donde, seguramente, hará cuentas alegres, se ofrecerá un panorama color de rosa en Jalisco y, como es lugar común, quizás vuelva a repartir culpas a diestra y siniestra, pero no podemos esperar un “mea culpa” ni una actitud autocrítica. ¿O sí?

Y si no, al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este artículo también te puede interesar

¿Hacía dónde va Ramírez Acuña?